stephen carter pinhole photo

Fotografía de Stephen Carter

Si algo de atrayente tiene la fotografía estenopeica es que puede crear imágenes que luzcan totalmente alteradas aún cuando no lo estén, haciendo que hasta los objetos más ordinarios se vean únicos y especiales. En muchos casos los resultados también hacen gala de interesante equilibrio entre la realidad y la fantasía.

Las cámaras estenopeicas no son otra cosa que cajas a prueba de luz con un agujero del grosor de una aguja, en el que esta pueda ingresar mesuradamente. En estos casos el obturador consistiría en un trozo de material utilizado para tapar manualmente dicho agujero, y así bloquear el paso de la luz - normalmente una lámina opaca. En vista del limitado tamaño de la apertura, el tiempo de exposición requerido normalmente es mucho mayor al de las cámaras normales, pudiendo ir desde varios segundos, hasta pasada la hora.

Fotografía de Chris Keeney

Con respecto al modo de plasmar la imagen, esta puede ser proyectada sobre una superficie lisa para una visualización simultánea - una opción que resulta práctica en el caso de eclipses por ejemplo-, mientras que la opción más tradicional es la de plasmarla sobre una película fotográfica, aunque también es posible hacerlo sobre un sensor digital CCD.

Tenemos el ejemplo de Andrius Narvicius, un fotógrafo de Lituania que ha creado interesantes composiciones usando una cámara estenopeica hecha a partir de un portafolios. Sus tomas, muy precisas y cuidadosas, ponen de relieve cuánto el autor valora los objetos o motivos de sus fotografías, así como también sus herramientas. De hecho, ha creado una serie de cámaras estenopeicas a partir de variados materiales.

andrius narvicius suitcase pinhole photography

Andrius Narvicius

Otro destacable caso es el de Erika Dudaite, quien transforma un juego de ajedrez en arte visual con un dejo de irrealidad mediante su excelente manejo de esta técnica.

erike dudaite pinhole photography chess game

Erika Dudaite

Referencias: