Fotografía de la serie “Llega alto y lejos, tú puedes”, de Claudia Luque Fernández

Fotografía de la serie “Llega alto y lejos, tú puedes”, de Claudia Luque Fernández

El concurso FOTOACTITUD está organizado por KEEP WALKING PROJECT, un exitoso proyecto colectivo de fotografía. Si bien la temática es libre, se estimula a presentar imágenes cuyo logro haya sido un reto, que estén por fuera de los seguros “lugares comunes” y reflejen un espíritu de superación. Vale destacar que la iniciativa KEEP WALKING PROJECT se basa en el lema “Tu actitud te hace grande”, algo que también define un poco el espíritu de la convocatoria.

Los días nublados pueden dar toque interesante

Los días nublados pueden dar toque interesante

 

La fotografía de paisajes tiene la virtud de combinar nuestro querido arte con un elemento relajante y estabilizador: la naturaleza. Así que lograr unas buenas tomas pueden ser la excusa ideal para poner distancia del bullicio urbano y cambiar un poco de aires. ¿Qué se necesita entonces para hacer buenas fotografías en estos ámbitos?

Retrato familiar en tiempos de antaño

Retrato familiar en tiempos de antaño

Obviamente, todo fotógrafo disfruta tomando fotografías a sus familiares más inmediatos, e intentando plasmar esas personalidades que tan bien conoce en cada una de las tomas. Pero ¿qué ocurre cuando además de la pareja y los hijos se suman suegros, tías, sobrinos y demás? Pues que cada persona es una variable, así que habrá más probabilidades de que las tomas no salgan como querríamos. Es por ello que aquí van algunos consejos simples para poder sacarle el jugo a la ocasión, logrando unas capturas memorables del grupo familiar.

Los fondos desenfocados destacan la figura prinicpal.

Los fondos desenfocados destacan la figura prinicpal.

¿Verdad que los trabajos de aquellos fotógrafos a los que admiramos siempre tienen “un algo” que hace que no podamos dejar de mirarlos? ¿Quisieras tú también tener ese toque especial que lleve a otros a centrar su atención en tus fotografías?

Fotocomposición y arte al servicio del fotógrafo

Fotocomposición y arte al servicio del fotógrafo

Fotografiar no es sólo presionar el obturador para capturar cuanto objeto ingrese a tu campo visual (¡Ni al de la cámara!). ¡NO! Fotografiar es poner en práctica de manera automática pero flexible todos los principios de foto composición y las técnicas que el artista ha ido incorporando. Hoy presento algunos de tales principios, los que nunca deberíamos dejar de tener en cuenta.

¿Lobo está?

¿Lobo está?

El fotógrafo promedio actual sin dudas valora las posibilidades que brindan los programas comúnmente utilizados para el post-procesado de imágenes. Gracias a ellos podemos borrar sombras indeseables, resaltar o emparejar colores, y aumentar la nitidez de las imágenes, entre tantas otras mejoras. Sin embargo, lo cierto es que el potencial de dichos programas supera ampliamente estos usos, permitiendo crear imágenes totalmente novedosas, sobre la base de fotografías convencionales.

Fotografia y ocupaciones

Fotografia y ocupaciones

A veces nos pasa que en medio del ajetreo diario vamos dejando de lado nuestras aficiones, por no encontrar el mejor momento para llevarlas a cabo. Y es que por mucho que amemos la fotografía, no siempre tendremos la posibilidad de andar con una cámara a cuestas, tomándonos el tiempo para hacer bellas tomas (a menos que sea este nuestro trabajo, claro está). Es por ello que a continuación, brindamos dos opciones para incluir a la fotografía en nuestra vida cotidiana, aprendiendo a ver los momentos memorables que esta puede brindarnos.

Juego de luces y sombras

Juego de luces y sombras

A menudo la fotografía no suele llevarse bien con los grandes contrastes entre luces y sombras. Esta constituye una de las grandes diferencias entre la cámara y el ojo humano, que puede percibir con gran facilidad este tipo de contrastes tan llamativos. Sin embargo, es posible hasta cierto grado, aprovechar el claroscuro de algunas escenas de manera que potenciemos la fuerza de la fotografía en lugar de echarla a perder.

Buena fotografía de “El Grito”, de Edvard Munch
Buena fotografía de “El Grito”, de Edvard Munch

Sin duda una de las tareas más tediosas a las que a veces el fotógrafo se enfrenta es la de fotografiar cuadros. Si bien en principio esto pudiera parecer placentero, puesto  que estamos valiéndonos de nuestra cámara para retratar arte, lo cierto es que las dificultades que este tipo de fotografías suele entrañar ponen a prueba al fotógrafo, y poco tienen que ver con el arte en sí mismo. Pero, ¿qué hay si nos surge la oportunidad de hacer un catálogo? ¿o si algún querido amigo expone y nos pide una mano? Pues a hacerse de paciencia, y a aplicar estos consejos simples, que ayudarán a reducir el tedio y potenciar los buenos resultados.

Pensando en blanco y negro.

Pensando en blanco y negro.

Si bien el color tiene la capacidad de llamar la atención instantáneamente, las fotografías en blanco y negro brindan a la imagen retratada un toque de distinción y prestigio del que muchas veces carecen cuando se la ve a color. Es por eso que las buenas fotografías en blanco y negro son algo que infaltable en el portfolio de cualquier fotógrafo, sea profesional o amateur.